Cómo ligar en el autobús

Cada mañana la misma rutina. Te despiertas, te maquillas, te vistes y te arreglas para que te vean la cara las mismas personas de siempre en el trabajo. Cuando bajas de casa te cansas de esperar el autobús, pero, ¿Alguna vez te has planteado que sería muy fácil ligar en el autobús? Piénsalo, cada mañana cuando sales de casa vas recién arreglada, perfumada y con ganas de comerte el mundo. Aprovecha ese ratito que dura el trayecto de casa al trabajo para ligar. Es un buen momento porque has de aprovechar la frecuencia de tiempo que pasa en él. Si solo subiera un día, pues sería más complicado ligar. Por que ya sabes que a nosotros nos encanta ligar: en el tren, en el trabajo, por Internet en fuego de vida (aquí tienes una guía para este último)…. Ahora bien, subiendo de manera frecuente, cada día a la misma hora, será muy fácil coincidir con alguien con quién ligar en el autobús a primera hora de la mañana. No obstante, has de tener nociones básicas de cómo hacerlo. Si eres soltera y te apetece ligar, no desperdicies oportunidades. Nadie dijo que fuera fácil, pero tampoco que fuera imposible ligar en un autobús.

Estos son los consejos sobre cómo ligar en el autobús.

  • Acude todos los días un poquito antes a tu para de bus. Así, si no vas ajetreada, podrás sentarte para relajarte y subir tranquila al autobús. Tu príncipe azul te verá sin sudor y sin prisas, como una diva. Además, si llegas antes, podrás ver las personas que suben en esa parada y fijarte en ellas. Fíjate en si está tu príncipe azul.
  • En caso de hacer el paso anterior y comprobar que no hay nadie que te guste, súbete al autobús erguida y como una señora, siéntate en un asiento donde tengas visibilidad de cada parada dónde el bus estacione para recoger más pasajeros.
  • Ponte las gafas de sol para disimular que estás mirando a los lados por si ves algún tío bueno. ¡No querrás que te llamen mirona!
  • Cuando el autobús pare en alguna parada, mira por arriba de las gafas sin que nadie se de cuenta. Si ves algún chico guapo que suba y te gusta, es cuando empieza la película. ¡Acción!.
  • Tienes que tener, sobre todo, paciencia. Los primeros días será un poco complicado que se fije en ti porque normalmente irá a la suya y ajetreado por sus tareas, deseoso de llegar a su destino.
  • Cuando lleves un tiempo viéndolo subir, intenta saludarlo.
  • Cuando tengáis la costumbre de saludaros, siéntate un día con él y empieza a indagar. Primero puedes empezar con algún comentario sobre el autobús como: ¡Qué rápido va! O ¡Vaya calor hace aquí!
  • Posteriormente, cuando tengáis la costumbre de sentaros juntos, ¡lánzate y pídele una cita a tu príncipe!.

ligando

Leave a Reply