Tener un perro en pareja

pareja

Un perro es uno de los animales más fieles y adorables que existen, de esos que nos dejan huella cuando convivimos con ellos. Seguramente hayamos visto que nuestros amigos tengan uno en su piso compartido o nuestra pareja de mejores amigos que ya están viviendo juntos, también. La envidia es muy mala y esto, justo a la adoración por los animales puede que se junte y sea un cóctel molotov a la hora de tomar una decisión. La decisión más importante. ¿Tener un perro en casa o no?

Para valorar esta decisión, tendremos que tener en cuenta varias cosas. Entre ellas, que un perro no es un juguete, es un ser vivo, y como tal, vive al rededor de 20 años. ¿Estamos dispuestos a cuidar de un ser vivo durante 20 años?

¿Quién se hará responsable de cuidar de él?

Antes de comprar o adoptar un cachorro, es muy importante saber quién se hará cargo de él y si realmente lo hará. Tener un perro en pareja es una tarea muy complicada en este sentido porque si los dos estais trabajando nadie se podrá hacer cargo del bebé, así que alguno deberá estar siempre en casa. A un cachorro hay que dedicarle tiempo, compromiso, cariño y gasto económico. La responsabilidad de tener un perro implica sacrificar, en algunas ocasiones, planes que haríamos sin él y por no dejarle sólo no podemos hacer. Además de bajarlo a pasear pronto para que pueda hacer de vientre y orinar, por la tarde y por la noche.

También deberemos tener en cuenta qué tamaño tendrá, porque si tenemos un piso pequeño y adoptamos un perro grande o que no sabemos qué tamaño va a acabar alcanzando y se hace muy grande, no cabremos en el piso. Lo mejor es tener una casa con jardín o, al menos, una terraza grande.

Leave a Reply